Web de Julio Pérez Díaz

 
El autor

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor

ESTOY RECONVIRTIENDO LA WEB EN UN BLOG. MIENTRAS TANTO AMBAS COEXISTIRÁN, PERO YA NO HABRÁ NUEVOS CONTENIDOS AQUÍ.

EL BLOG ES http://apuntesdedemografia.wordpress.com/

 

El concepto de población en demografía



Ancho 213

Este es un punto absolutamente fundamental de toda la propuesta teórica que John MacInnes y yo denominamos "teoría de la revolución reproductiva". Es fundamental porque la propia demografía se define a sí misma como el estudio de "la población", así que la forma en que ésta sea entendida marcará inevitablemente cualquier desarrollo posterior de la propia disciplina.

Lo que sostenemos es que están utilizando indistintamente diferentes definiciones, y que esta polisemia respecto al objeto propio de estudio es un lastre insalvable para la posibilidad de dotar a la disciplina de su siempre perseguido y nunca conseguido estatuto teórico. De manera más concreta, en el terreno que aquí nos interesa, pueden distinguirse dos grandes concepciones de la población:

1- la "población" en su sentido estadístico (el "universo" o "colectivo" de referencia sobre el que se hacen las observaciones).

2- la "población" como un "sistema reproductivo".

Las poblaciones estadísticas pueden ser definidas arbitrariamente, en función de los conceptos y clasificaciones con que cada disciplina entienda a los seres humanos (uno de los grandes retos de la teoría del conocimiento de todas las épocas ha sido establecer una correspondencia "natural" entre un concepto y el universo de los entes reales que quedan englobados en él; parafraseando una conocida ironía de Borges, ¿por qué es menos real el grupo de los "animales que aparecen dibujados en los jarrones del emperador" que el grupo de "los que tienen cuatro patas"?). De esta manera, los coleccionistas de comics, los fans de los Rolling Stones, los trabajadores de General Motors o los habitantes de zonas rurales pueden constituir poblaciones para quienes estudian tales temas.

La demografía tiende a ocuparse también, incluso principalmente, de tales poblaciones, entre otras cosas porque sus herramientas de análisis estadístico se prestan a ello con gran facilidad. De hecho, el tipo de población más habitualmente estudiado es el definido por límites administrativos o políticos, especialmente los Estados, y fue para eso para lo que se la creó. La demografía nacio como una rama más de la "Estado-ística".

Pero la demografía trascendió la mera "estadística" de las "poblaciones" cuando se vió abocada a proporcionar a los gobernantes no sólo un inventario de los ciudadanos de sus Estados, sino una explicación de la dinámica poblacional que permitiera hacer previsiones de futuro o recomendar medidas que modificasen la evolución prevista. Esto ocurrió especialmente a finales del siglo XIX y, sobre todo, a principios del siglo XX, cuando las élites políticas de los imperios coloniales europeos desarrollaron una intensa "paranoia demográfica" por el descenso de la fecundidad. Vincularon dicho descenso a los peligros internos (relajación de las costumbres y el respeto a la autoridad, comportamiento inmoral, anticoncepción, mayor crecimiento de las clases bajas, organizaciones obreras revolucionarias, sufragismo femenino, etc.) y externos (falta de soldados, mayor crecimiento del "enemigo", problemas para mantener y expandir las colonias, etc.). Había que frenar "La Decadencia de Occidente", que era como se diagnosticaba la deriva con la que el mundo se dirigía a los dramáticos cambios del orden social e internacional de las cuatro primeras décadas del siglo.

Pues bien, esta presión da sus frutos

 

¿Qué sentido tiene hablar de la reproducción demográfica de los seguidores de los Rolling Stones?

Aún más, y a estas alturas, ¿qué sentido tiene hacerlo de un municipio de mil habitantes? Es evidente que en el modelo hay que integrar las "entradas" y "salidas" no naturales, las migraciones, las adscripciones de nuevos fans, etc. En ese sentido la Demografía se enfrentea a sistemas demográficos cada vez más amplios, con más trasiego entre sus subdivisiones internas. Tenía sentido hablar de sistemas demográficos diferenciados hace algunas décadas incluso, en Papúa Nueva Guinea, pero la evolución histórica conduce a una progresiva integración planetaria. Es posible que en la actualidad sólo quepa hablar de una única población en el sentido que aquí queremos darle.

 


 

Contenidos bajo licencia Creative Commons (citar la web de procedencia)